Nuestros cinco principios para fomentar la diversidad y la inclusión en el trabajo

Nuestros cinco principios para fomentar la diversidad y la inclusión en el trabajo

Las múltiples experiencias, trayectorias, perfiles distintos y, sobre todo la diversidad de pensamiento, nos permiten disfrutar de un entorno más abierto y dinámico, que así mismo nos proporciona información más completa para la toma de decisiones sobre nuestras prioridades de negocio.

Gestionar equipos diversos es también un desafío, nos interpela a apreciar el valor e importancia de cada uno. La diversidad ya no es solo algo conveniente, sino que se ha convertido en un requisito necesario para que cualquier grupo de trabajo sea más eficiente, innovador y ágil.

Si queremos triunfar en este entorno en constante cambio, necesitamos de estos equipos, que nos harán más fuertes como grupo y aportarán valor añadido a cualquier proceso creativo, para así alcanzar nuestros objetivos comunes.

La diversidad solo suma si creamos un entorno inclusivo. No tiene solo que ver con políticas, sino más bien con la forma en que integramos la diversidad en la cultura de nuestra organización, como la valoramos y le damos lugar.

Un entorno inclusivo y seguro no se consigue de un día para otro. El proceso consiste en una serie de pequeñas acciones, formas de hablar y actuar con respecto a aquellas personas que percibimos como diferentes de nosotros.

Se trata de una intención constante que culmina con la creación de una cultura inclusiva que se consolida con el tiempo.

Es por ello, que hemos diseñado 5 principios claves para guiarnos en ese camino:

  1. Contratar sin sesgos:
    • No cuestionar acerca de la situación y/o planificación familiar, o hacer consultas acerca de embarazo (comunicamos claramente los requisitos en el anuncio).
    • Priorizar la diversidad en la contratación tanto interna como externa.
    • Publicar anuncios de empleo neutros, en los que no se sugiera el género.
  2. Reducir la brecha salarial:
    • Asegurar que las mujeres cobren lo mismo que los hombres en los mismos puestos.
    • Vigilar las diferencias, las dinámicas de promoción profesional y las medidas de compensación.
    • Indicar los beneficios en los anuncios de trabajo.
  3. No excluir por situaciones de maternidad/paternidad:
    • Impedir que las bajas por maternidad priven de la posibilidad de obtener permisos e incrementos salariales.
    • Apoyar la vuelta al trabajo de las mujeres incluyéndolas en sus funciones anteriores u ofreciendo trabajos equivalentes, además de ajustar los objetivos a su situación.
    • Promover los permisos por paternidad y parentales.
  4. Ofrecer flexibilidad a madres y padres:
    • Dar la posibilidad de trabajar desde casa o de forma parcial.
    • Tener un horario de trabajo flexible y utilizar las nuevas tecnologías para el trabajo a distancia.
  5. Inclusión en la toma de decisiones:
    • Tender a la equidad en los puestos de liderazgo. Actualmente contamos con un 40% de mujeres en los puestos de gerencia.

Sabrina Frete Domínguez, Responsable de Comunicaciones en COA
Romina Rodriguez Distante, Gerente de HR en COA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *